QUÉ HACER Y QUÉ NO A LA HORA DE CALENTAR

Al momento de planear tu rutina de entrenamiento es fundamental tener en cuenta cada movimiento que haces al calentar.

Tu cuerpo, al momento de iniciar nunca está completamente preparado para realizar actividades fuertes o movimientos extremos inmediatos, cabe resaltar que el calentamiento depende de los ejercicios que se van a llevar a cabo, lo que sí es seguro es que todos los entrenamientos requieren de una ejecución previa para evitar ocasionar de forma directa o indirecta alguna clase de maltrato a los músculos y el cuerpo en general.

El calentamiento cumple con la función de introducir metódicamente fuerza, n y vitalidad al cuerpo de manera progresiva, esto claro, dependiendo de la actividad física deseada, pero, ¿por qué realizar un calentamiento?, lo ideal es practicarlo correctamente para adaptar de forma saludable el corazón, la circulación y la respiración, preparar el cuerpo para la intensidad a la que se va a someter, esto además de los tendones y los músculos.

Calentar antes de cada uno de tus fuertes entrenamientos trae consigo diferentes beneficios como la reducción del riesgo de lesiones o torceduras, el incremento de las condiciones de funcionalidad al inicio de la actividad física y una notable mejora en el rendimiento físico.

Ahora bien, es importante que conozcas la diferencia entre un estiramiento estático y un estiramiento dinámico, pues el primeo se lleva a cabo cuando alargas el músculo y lo mantienes durante unos treinta segundos, el segundo, por lo contrario, implica una variedad de movimientos activos y veloces a través de pequeños ejercicios.

A continuación, conoce qué es lo que debes hacer en el calentamiento:

· Asegúrate de utilizar diferentes ejercicios activos que movilicen gradualmente los músculos dentro de tu propio rango de movimiento, puedes realizar entre ocho y diez repeticiones.

· El principal objetivo de calentar es hacer que la sangre fluya y aumente la temperatura del cuerpo, aquí la intensidad es primordial, así como mantener el mismo ritmo.

· Acita cada uno de tus músculos con una simulación de la actividad física a realizar, de tal forma tu cuerpo se irá acoplando de a pocos para lo que se viene.

· Conecta tu cuerpo con tu mente, de esta forma los resultados serás los que esperas.

Ahora conoce lo que no debes hacer en el calentamiento:

· Según expertos lo mejor es dejar de lado los estiramientos estáticos ya que traen efectos negativos al cuerpo al momento de realizar en entrenamiento.

· No realices estiramiento balístico el cual, consiste en el rebote al final de cada movimiento, no se recomienda ni antes ni después del entrenamiento.

· Lo más importante es no llegar a sentir dolor en el calentamiento, pues no se trata de ningún desafío ni nada que se le parezca, excederse en el calentamiento con agresividad puede producir una lesión importante para tu cuerpo.


Calle 4B # 57-23, Bogotá, Colombia 
Cel: 302 8569943
Call Now Button
0
    0
    Carrito
    Tu Carrito esta vacioRegresar a la tienda